loader gif

Imprensa

Purificación Auditiva

La conservación ambiental que posue nuestro país motivó al brasileño Beto Bertolini a grabar su nuevo material discográfico “Costa Rica”.

“Costa Rica es catalogado en mi tierra con el país líder ambiental de Centro América, por eso me decidí a hacer mi trabajo aquí”, manifesto Bertolini. El álbum le permite al oyente relajarse y purificar el sentido auditivo, además de imaginarse una sensibilidad ambiental.

Para registrar la identidad acústica del medio ambiente y extraer los diferentes sonidos que nos ofrece la naturaleza. Bertolini estuvo durante dos meses – marzo y abril de 1997 – en siete parques y refugios nacionales, entre ellos Manuel Antonio, Corcovado, Cahuita, Monteverde, Tortuguero, Caño Negro y Braulio Carrillo

El canto del Quetzal fue el sonido más difícil de grabar, pues por lo general éste se encontraba muy alto. Los mejores momentos para grabar eran entre 5:00 e 6:30 am. y entre las 4:30 – 6:30 pm., cuando factores externos al ambiente no interrumpían el silencio. El primer álbum se llama “Floresta Atlántica” (1996), el segundo es “Costa Rica” y pretende grabar su tercer CD para 1999 en la Amazonia. La distribuición exclusiva la tiene la Fundación Neotrópica y se espera que con los fondos recaudados se pueda destinar una parte de ellos a la preservación del medio ambiente.

EL HERALDO – 09.09.98

Retrato Eco-Acústico

Un brasileño llamado Beto Bertolini, ha grabado un disco compacto muy original, donde no se escucha música, ni voces humanas, sino algo diferente. Se oyen sonidos de la naturaleza. Este hombre es un ingeniero forestal y de sonido, quién conjuntó sus dos profesiones, llegó a Costa Rica, se internó en Parques Nacionales como Corcovado, Manuel Antonio, Cahuita, Tortuguero, Braulio Carrillo y las Reservas de Monteverde e Caño Negro, siempre huyendo de los ruídos mecánicos que provoca el ser humano, y grabó todos los sonidos que la selva le permitió.

El CD es una maravilla de la tecnología y fue hecho con la intención de ayudar a las personas que sufren el estrés del mundo moderno. “Es un retrato eco-acústico del país, para relajar, sensibilizar a las personas sobre el medio ambiente o la ecología (…). ” En él es posible escuchar el canto de las aves y se pueden distinguir individualmente, ya que todas las especies están debidamente identificadas.

Este “mapa sonoro de la naturaleza”, como ha llamado su autor, será distribuído en Costa Rica exclusivamente por la Fundación Neotrópica; pero existe la posibilidad de adquirir el CD por medio de la siguiente dirección en internet: www.naturenet.com.br.

Cita Bertolini que las labores no fueron nada fáciles en la obtención de los sonidos de la naturaleza. “Vine a Costa Rica – argumenta, porque es el Líder Ambiental en América Central. Usé un micrófono muy sensitivo para captar los sonidos durante 2 meses completos, después trabajé otros 10 meses con el computador y en estudio de grabación. un trabajo de este tipo en CD, es cada día más raro, porque la intromisión humana es terrible.

Recordando lo que fueron las grabaciones en las selvas costarricenses, el autor señala que el ave más difícil de captar y lleva a la cinta matriz, fue el quetzal, que se encuentra el la primera pista del CD. Volaba rápidamente, había que acercarse con mucho cuidado donde estaba; pero finalmente lo consiguió.

Y Bertolini explica el objetivo de este trabajo: “Sirve para escucharlo en muchas partes: consultorios, escuelas, salas de espera, hoteles, cafés, restaurantes e, incluso, para las mujeres embarazadas, ya que estos sonidos brindan estimulación intra-uterina y el feto tiene una capacidad fantástica de captación”, puntualiza. En los centros educativos, los sonidos de la naturaleza pueden sensibilizar a los niños de preservar el medio ambiente y los ecosistemas… Esta es una obra única y de gran valor.

The Central America Weekly

Haciendo Música Ecológica

CD reúne gran cantidad de sonidos de la naturaleza costarricense Beto Bertolini es un ecologista acústico brasileño amante de la naturaleza y los sonido que hay en ella, motivo que lo llevió un día a recrearlos desde la magia del disco compacto al cual llamó “Costa Rica”, material que es auspiciado bajo su proprio esfuerzo personal y organizaciones no gubernamentales (Fundación Neotrópica) interesadas en preservar y proteger el medio ambiente.

“Solo en Costa Rica el 28% de su territorio permanece protegido por leyes (en Brasil sólo 5%), esto hace que su flora y fauna se mantengan limpias y sin contaminación”, adelantó. Para Bertolini la importancia para su trabajo, que consite en grabar cada sonido que se escucha en la selva.

Escuchar el Quetzal es muy relajante, por eso grabarlo puede resultar provechoso para un producir un disco como éste” sugirió. Aclaró que cada sonido es editado en aras de mejorar la calidad del producto, el cual puede alcanzar intervalos que van desde los cinco minutos hasta uno.

Insistió en que este tipo de material puede relajar a las personas que padecen de estrés”, incluso, provoca altos niveles de sensibilización ambiental para quien escucha.

Adelantó que próximamente viajará a Ecuador y su país para iniciar los trabajos sobre la Amazonia, registrando los paisajes sonoros del ecosistema.

Introduciéndose en la selva, busca sobresalir y encontrar un espacio que le permita grabar a plenitud un pájaro o bien el susurro del viento entrecruzándose con el agua. Para logralo utiliza sendos radares receptores que posibilitan no dejar escapar cada uno de los preciosos sonidos.

LA PRENSA LIBRE- 11.09.98

Akustische Landschaften

CD mit Vogelstimmen aus Costa Ricas Nationalparks

Der Brasilianer Beto Bertolini hat im vergangenen Jahr in den verschiedenen Nationalparks Costa Ricas Vogelstimmen aufgenommen. Ohne eine menschliche Stimme oder Musik wurde daraus eine CD zusammengestellt, die sich im Original “Soundscapes” nennt.

“Das Hauptproblem besteht darin, ruhige Plätze zu finden, um klare Töne zu erhalten. Fast alle, auch die abgelegenen Gegenden können heute von Geräuschen wie Flugzeuge, Autos, Wind usw, errreicht werden”, meint Bertolini.

Auf seiner ersten CD (1996) wurden Vogelstimmen aus der Sierra Graciosa in Brasilien zusammensgestellt. Bei diesem Projekt agierte die “Banco do Brasil” als Sponsor. Heute finanziert sich der Brasilianer, der seine beiden Berufe Forstwirtschafts- und Toningenieur auf diese Weise verbindet, selbst.

“Costa Rica wähtle ich für meine zweite CD aus, weil es das führende Land in Sachen Umweltschutz in Zentralamerika darstellt”, unterstreicht Beto seine Wahl.

Die Aufnahmen sollen hauptsächlich der Entspannung, der pränatalen Stimulation, der wissenschaftlichen Untersuchung und als Souvenirs für Ökotouristen dienen. Erhältlich ist die CD in Costa Rica ab Mitte Oktober über die “Fundación Neotropica”, der auch 15% des Gewinns zugute kommen.

Der internationale Vertrieb wird über das Internet: www.naturenet. com.br organisiert. Die CD wird ca. $ 20 kosten und ist in Costa Rica bei der Fundación sowie an mehreren touristischen Orten erhältlich.

The Central America Weekly

Cantos Costarricenses

La vida de los bosques costarricenses, recopilada en el compacto “Costa Rica”, de Beto Bertolini

Ha oído alguna vez un quetzal, un carinegro solitario, un tucancillo verde o un myrlo pardo?

Si su respuesta es no, ahora tiene la oportunidad de transportarse a los bosques nacionales y sentirse en medio de un bosque pleno de naturaleza viva.

Todos ellos fueron grabados por Beto Bertolini, brasileño que durante meses estuve internado en los Parques Corcovado, Cahuíta, Manuel Antonio, Tortuguero, Caño Negro, Braulio Carrillo e no Bosque Nuboso de Monteverde.

En 54 minutos usted podrá llegar a uno de esos lugares y escuchar el sonido de 73 especies nativas de nuestras tierras. “Costa Rica” es la Segunda producción de la serie “Planet’s Soundscapes”. Bertolini escogió nuestro país por su diversidad biológica y liderazgo en la conservación ambiental.

Cazador de los Sonidos de la Naturaleza

Para la grabación de este compacto Bertolini uso equipo ultrasensible. Sin embargo, la contaminación sónica lo obligó a adentrarse en los bosques desde horas de la madrugada. La identificación de las especies estuve a cargo de Bret M. Whitney.

Este disco es ideal para atraer diversas especies de aves a los jardines, terrazas o pequeñas reservas, ya que muchos de ellas identifican a sus semejantes.

También la fiel recreación de la vida en el bosque le ayudará a relajarse en la tranquilidad del hogar. Este disco estará en todos puntos de venta de la Fundación Neotrópica.

Capturan Sonidos de Parques Nacionales

Sinfonía de la Naturaleza

Convencido de que la naturaleza es una bella sinfonia, el brasileño Beto Bertolini regresó al país para entregar a la Fundación Neotrópica, entidad ecologista sin fines de lucro, la “música” que grabó en nuestros parques nacionales, el año passado.

La grabación recoge una amplia gama de sonidos que emiten diferentes especies de la fauna que habita en las zonas protegidas de Costa Rica. Cuando Bertolini visitó nuestro país en 1997, se extasió con la exuberancia de Manuel Antonio, Corcovado, Cahuíta, Tortuguero, Caño Negro, Braulio Carrillo y con El Bosque Nuboso Monteverde, donde, para lograr su objetivo, utilizó un reflector parabólico, micrófonos de alta sensibilidade y un grabador digital.

“Yo quiero que otras personas conozcan que en la naturaleza existe también una sinfonía, y que el oído se relaja con su canto”, manifestó el ecologista acústico.

Desde 1990, a raíz de su participación en el Foro Mundial de Ecologia Acústica efectuado en Canadá, tuvo la iniciativa de hacer estas grabaciones que, según señaló, estudiantes utilizan como material de apoyo en la sensibilización ambiental, y otras personas escuchan en sus oficinas, o en família, para crear una eco-atmosfera agradable.

Bertolini recuerda con cariño la grata experiencia vivida en Monteverde, donde, durante seis días, trató de grabar el sonido característico del Quetzal.

Luego de superar varios incovenientes, como la intensa lluvia y el fuerte ruido que produce el movimiento de las hojas de los árboles, logró al fin su cometido.

“Nunca olvidaré la paciencia que necesité para grabar el sonido del quetzal, ni la emoción que sentí, cuando logré capturar el pájaro ‘soltirario carinegro’, pues parece como un violín de cristal. Costa Rica es un templo de la naturaleza.”

Bertolini piensa regresar a Brasil para hacer nuevas grabaciones en el Amazonas y, luego, permanecer por algún tiempo en Curitiba, lugar donde nació, considerado como la “Capital Ecológica de Brasil”.

AL DÍA – 12.09.98